¡Llámanos! Madrid 91 450 71 18 clinica@clinicapremoden.es

La tensión muscular es, con seguridad, uno de los síntomas de ansiedad más comunes. La vida cotidiana está llena de diferentes preocupaciones y el estrés puede causar tensión muscular.

POR QUÉ SURGE LA TENSIÓN MUSCULAR ANTE EL ESTRÉS

La tensión muscular frente al estrés es una respuesta primaria ante una situación de lucha o huida que nos hace reaccionar ante un peligro o amenaza, haciendo que la musculatura se tense involuntariamente.

Cuando estamos sometidos a gran estrés por un tiempo, esto se convierte en ansiedad. El organismo al recibir estas señales de estrés dispara unas hormonas que hacen que nuestro cuerpo responda con reacciones de alerta y defensa que nos hacen ser más hábiles (por ejemplo, potencia nuestra capacidad de correr o pelear ante una amenaza).
Las pupilas se dilatan, el corazón se acelera, la respiración se acorta y los músculos se tensan. Pero como la amenaza no es real y se mantiene en el tiempo, el organismo se confunde y encuentra más dificultad para relajarse. Manteniendo el organismo al límite y con ello la tensión muscular llega a ser continua.

SÍNTOMAS FÍSICOS

 

  • Dolor de cabeza ( cefaleas, migrañas )
  • Tensión muscular ( contracturas )
  •  Alteraciones del sueño o fatiga ·Dolor de espalda ( mayormente cervicalgias tensionales )
TRATAMIENTO 
  • Fisioterapia: El masaje descontracturante o relajante es una manera ideal para conseguir una relajación muscular.
  • Balneoterapia: El agua caliente es una buena manera de relajar nuestros músculos.
  • Ejercicio terapéutico: Por ejemplo, PILATES, porque además de aliviar la tensión muscular sirve para relajarnos ya que nos enseña a respirar mejor.